Boina Francesa

Una boina francesa es sinónimo de elegancia.

El material del que suelen estar hechas son de lana, de alta calidad con un tacto suave y cálido.

Las boinas francesas están ganando mucha popularidad en la moda a nivel mundial y muchas mujeres las eligen para crear su look.

¡Este tipo de boina tiene un diseño clásico para el que no pasan los años!

Comprar una boina francesa

La boina francesa es todo un clásico de la moda universal y como no podía ser de otra manera, se trata de una prenda atemporal que se sigue llevando aunque pasen los años.

Pasan los años pero el toque de la boina francesa perdura. Justo cuando parece que se ha perdido la costumbre de lucir este complemento, vuelve a ponerse de moda. ¿el secreto? Que los clásicos nunca pasan de moda.

En honor a esta emblemática prenda, seguimos comercializándola y poniéndola a tu alcance. Además, aquí te dejamos unos tips para que conozcas mejor la prenda y sepas exactamente cómo ponértela.

Características de la boina francesa

La clásica boina francesa es de color negro y está hecha de tejidos de lana (natural o acrílica, dependiendo de la calidad de ésta).
Los elementos estéticos que la diferencian del resto de boinas son los siguientes:

Se trata de un complemento muy ligero que no da sensación de pesadez en la cabeza. Por lo tanto, ofrece un efecto muy natural.
Suele llevarse inclinada hacia un lado (para los más atrevidos) y en todos los casos suele colocarse con el soporte estirado.
Puede encontrarse en otros colores. Los más comunes son el rojo pasión y el azul Francia; aunque existen muchos otros colores también.

Cómo combinar una boina francesa

La boina francesa es muy versátil y por lo tanto, puede lucirse con todo tipo de prendas y de todo tipo de estilos.

Es muy común apostar por éste complemento cuando se decide llevar un jersey o camiseta a rayas, unos pantalones de pinzas negros o tirantes con camisa blanca. De todas formas, cualquier abrigo largo también le va muy bien a una boina francesa.

Además, es importante destacar que estas recomendaciones son, especialmente, para aquellos que aman los clásicos y quieren mantener vivo el espíritu de la boina francesa. Sin embargo, también puede llevarse una boina francesa con cualquier otra prenda (siempre que se haga con estilo y combinando los colores de manera que el resultado no sea demasiado recargado).

Arriba