Boina Vasca

La boina vasca, o “beret” como se llama en Francia es una gorra plana de lana con origen en el siglo 13.

Con el nombre de Txapela, la boina vasca se empezó a utilizar en los Pirineos y durante la revolución francesa llegó a ser la boina de éxtio en París.

Hoy en día podemos ver a muchas personas que complementan su look con una boina vasca para ir a la moda.

Comprar una boina Vasco

La boina vasca es un atuendo tradicional de las zonas rurales del País Vasco, que aunque cada vez se utiliza menos, aún se sigue viendo con cierta asiduidad.

Este complemento era el típico atuendo de los hombre vascos que trabajaban en el campo o de los “baserritarras” y con el paso de los años terminó por convertirse en símbolo de respeto hacia el patriarca de la familia. Es por esto que en muchas ocasiones se entrega la txapela o boina vasca en signo de reconocimiento.

Por todas estas razones, la boina vasca sigue siendo utilizada por muchos varones cabeza de familia en el País Vasco y por lo tanto, nosotros seguimos comercializándola.

Aquí te dejamos más información sobre esta prenda para que sepas exactamente cómo y cuándo llevarla.

Características de la boina Vasca

La boina vasca o txapela se caracteriza por ser única y exclusivamente negra. Se trata de una gorra igual a la boina francesa, solo que con significados e implicaciones contextuales diferentes.

La boina vasca, al igual que la boina francesa, también está hecha de lana (natural o acrílica) y cuenta con la típica borla pequeña en la parte superior.

A diferencia de la boina francesa, la boina vasca siempre se coloca recta (nunca ladeada) y reposada sobre la parte superior de la cabeza (sin estirar los costados hacia arriba).

Cómo combinar una boina Vasca

Las maneras de combinar la boina vasca son muy sencillas y reducidas, ya que su uso es muy particular y solo extendido entre un sector de la población vasca (franjas particulares de edad y contexto sociocultural).

Por lo tanto, a pesar de que la boina vasca combina con todo, la forma más habitual de combinarla es con una camisa de cuadros y unos pantalones azules marinos o vaqueros. Se trata de un outfit muy sencillo y campestre, el cual le cede todo el protagonismo al
complemento.

Arriba